Elevadores sostenibles

elevador_sostenible

Los son una gran opción para eliminar las barreras arquitectónicas y mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de movilidad reducida. Además, las innovaciones tecnológicas hacen posible que este tipo de aparatos con un consumo energético elevado, puedan ser más eficientes. En esta sociedad, cada día más familiarizada con los problemas sociales y medioambientales, surge la necesidad de minimizar el consumo energético, ahorrando una suma considerable en nuestras facturas y siendo más respetuosos con nuestro medio natural. Debemos tener en cuenta que un elevador supone el mayor porcentaje de consumo eléctrico para una comunidad de propietarios o una vivienda particular.

La evolución de la tecnología contribuye a reducir el consumo energético mundial, así como de  emisiones de CO2 a la atmósfera, mediante el uso de las energías renovables. Hoy en día, se puede encontrar en el mercado elevadores unifamiliares más sostenibles, al funcionar mediante la obtención de la energía solar. Si bien es cierto que, de momento, estos elevadores necesitan seguir consumiendo energía eléctrica, pues el aporte de energía solar aún no es suficiente para el gasto energético que se desprende del uso de estos aparatos. En cualquier caso, la mayor ventaja que ofrece la energía fotovoltaica, en cuanto al funcionamiento de los ascensores, es que pueden reducir su consumo energético hasta en un 50%.

También conviene señalar que otro gran beneficio de la energía fotovoltaica es la posibilidad de que los elevadores continúen funcionando en caso de que se produzca un apagón eléctrico. Esto es así, ya que la las baterías de los mismos pueden cargarse mediante el uso de este tipo de energía, por lo que continuarían funcionando ante un posible apagón en la red de suministro convencional.

El uso de energía fotovoltaica no es la única solución tecnológica que posibilita fabricar elevadores más sostenibles. Otra opción posible es combinar este tipo de energía solar con un sistema de contrapesos de agua. Su funcionamiento es posible ya que la energía fotovoltaica permite rellenar y vaciar los tanques de agua, acción que supone el movimiento de la cabina. Los ascensores sostenibles aún se encuentran en vías de desarrollo, las innovaciones van en la línea de conseguir el ansiado ahorro energético, que se notará en nuestro bolsillo y permitirá mejorar la salud ambiental de nuestro planeta. Si bien es cierto que sólo son los primeros pasos en el camino, con rotundidad podemos afirmar que en los próximos años saldrán al mercado nuevas opciones de elevadores más sostenibles.

El gasto energético que suponen estos aparatos para una familia donde alguno de sus miembros sufre problemas de movilidad reducida puede ser un problema. Los elevadores sostenibles pueden ser la respuesta al problema. Aunque, también, podemos señalar que existen otras soluciones salvaescaleras. En , por ejemplo, llevan más de veinte años trabajando en la comercialización de este tipo de aparatos, con las mejores garantías de calidad y seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.