Hay que ser verdes

waterimagen2

No es una opción. Si queremos que la contaminación no se convierta en la causa de la extinción de la raza humana hay que dedicar tiempo, esfuerzo y recursos a la ecología y medio ambiente. Esto significa que además de buscar fuentes de energía alternativas a los combustibles fósiles, tal y como se está haciendo ya, la generación de estas fuentes de energía también tienen que ser poco contaminantes, lo que por ahora parece casi imposible si echamos un vistazo a la realidad.

 Por ejemplo, los paneles solares que absorben la luz del sol y la acumulan en depósitos para pasar a formar parte de la red de electricidad doméstica son muy sencillos de colocar y resultan relativamente asequibles, pero el problema aparece cuando estos paneles han terminado su vida útil o cuando alguno de ellos se avería, pues además de estar fabricado con materiales altamente contaminantes como el plomo, su correcta eliminación resulta tan costosa que casi no merece la pena el ahorro que ha generado durante su funcionamiento. Con las pilas de hidrógeno pasa algo parecido, y también con los aerogeneradores cuando estos se desmantelan tras su vida de utilidad.

 A pesar de todo, la ecología y medio ambiente tienen que ser un campo al que prestar toda nuestra atención y destinar recursos apropiados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies